REFLEXOLOGÍA PODAL

IMAGEN REFLEXOLOGIA.jpg

Reflexología

La reflexología podal es una técnica terapéutica basada en la estimulación de puntos sobre los pies, denominados zonas reflejas. Es un método para activar los poderes curativos del cuerpo. En reflexología, el pie es un microcosmos o pequeño mapa de la totalidad del cuerpo humano. Todos los órganos, glándulas y partes del cuerpo están representadas en el pie en el mismo orden que en el cuerpo.

La forma del pie, callos, desviaciones posturales, patologías, etc. que se sufren están influyendo en sus zonas reflejas. Para entender ese microcosmos, el pie se puede dividir en cinco zonas corporales bien definidas a través de la división de unas líneas figurativas llamadas cinturas. Esas cinturas se denominan: cintura clavicular, diafragmática, natural y pélvica y definen las zonas: cabeza/cuello (sentidos, parte neurológica), tórax/brazos (cardio-respiratorio), zona abdominal alta (digestivo), abdominal baja (asimilación, excreción) y la zona de pelvis/piernas

(extremidades inferiores y genital).

La reflexología aplicada en los pies es una terapia que nos puede ayudar tanto a prevenir diferentes síntomas y dolencias como para conseguir un equilibrio físico y mental.

 

Los beneficios generales que podemos conseguir con la reflexología podal:

● Relaja el sistema nervioso y reduce el estrés.

● Equilibra el metabolismo.

● Mejora la circulación sanguínea.

● Limpia el cuerpo de toxinas e impurezas.

● Revitaliza la energía.

● Alivia el dolor.

● Actúa sobre los procesos inflamatorios.

● Estimula el poder curativo del propio cuerpo, aumentando el sistema

inmunitario.

Duración: 1 hora

SOLICITA CITA PREVIA

¡Bien! Mensaje recibido