En cumplimiento de lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal le informamos que sus datos personales quedarán incorporados y serán tratados en los ficheros de Centro Amarilis (Marta Sanchez), con el fin de poderle prestar y ofrecer nuestros servicios, así como para informarle sobre novedades y nuevos proyectos en los que se encuentre trabajando la empresa. Le informamos de la posibilidad de que ejerza los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de sus datos de carácter personal en info@centroamarilis.com. Política de privacidad de datos.

© 2018 por Centro Amarilis

Osteopatia

El objetivo del médico debería ser encontrar la salud. La enfermedad la puede encontrar

cualquiera (Andrew Taylor Still, padre de la osteopatía).

Según la osteopatía la salud es el movimiento natural de cada estructura del cuerpo, así que la

osteopatía se basa en la recuperación del movimiento original. El objetivo de cada osteópata es

encontrar qué estructura de cada cuerpo tiene el movimiento alterado, para ayudarlo,

mediante diversas técnicas, a retornar al movimiento equilibrado.

Las técnicas que se utilizan pueden ser estructurales, viscerales o craneosacrales.

Las técnicas estructurales tratan la musculatura, las articulaciones y los tendones. Se pueden

utilizar estiramientos, inhibiciones, recolocar huesos o incluso masaje.

Las técnicas viscerales tratan los órganos internos mediante técnicas de escucha manual,

inhibición y liberación de tejidos que actúan directamente sobre ellos.

El trabajo estructural y el visceral se influyen mutuamente, ya que los órganos están insertados

en estructuras musculares, óseas y tendinosas externas.

Las técnicas craneosacrales tratan de recuperar el movimiento natural de las meninges (las

membranas que recubren el sistema nervioso central). Estas técnicas se basan en la escucha

manual de los huesos del cráneo y del sacro. El trabajo craneosacral influye en todo el cuerpo,

ya que se trabaja desde el sistema nervioso central, y todas las fascias empiezan o acaban en el

cráneo.

 

Para mí la osteopatía es una escucha amorosa del cuerpo, en la que a través de diferente técnicas , la persona  pueda encontrar el momento que necesita para liberar tensiones y disfrutar de un cuerpo que se mueve en libremente.

A medida que el tratamiento avanza el paciente va entrando en un estado de relajación, en la que se puede detectar el origen del dolor físico, que es lo que normalmente viene a solucionar la gente que va al osteópata.

El origen de ese dolor puede ser de físico, energético y/o emocional.

La base de mi trabajo es a partir de la osteopatía craneosacral, pues el contacto que requiere esta técnica es sumamente delicado y respetuoso, aunque también trabajo mucho con la osteopatía visceral y utilizo técnicas estructurales para acabar de fijar el trabajo que se empieza desde dentro hacia fuera. Aunque depende mucho de la persona que viene y de su necesidad en aquel momento.

Básicamente trato de dar voz al cuerpo.

La osteopatía es muy útil para

  •  tendinitis y aliviar el dolor de la artrosis i la artritis

  •  problemas digestivos, ginecológicos y respiratorios.

  •  Dolores cervicales, dorsales y lumbares.

  •  Dolores de cabeza y migrañas, bruxismo y sus consecuencias.

  •  Anosmias (pérdidas de olfato),

  •  vértigos y mareos.

  •  ansiedad y acompañamiento en tratamientos de depresión y otros temas emocionales.

  • ...

SOLICITA CITA PREVIA

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now